Bloqueo y extorsión: la mafia sindical volvió a cerrar una pyme

569

Se trata de la empresa “Química Rame”, de Villa Luzuriaga. Sus dueños cerraron sus puertas tras 30 años de actividad debidoa un bloqueo sindical a la planta desde el 28 de diciembre pasado que generó grandes pérdidas.


Una vez más la corrupción sindical se llevó puesto a una empresa y la obligó a cerrar sus puertas. “No me da más la vida. Estoy con palpitaciones, tomando ansiolíticos. Con mi hermana somos dos socios que arrancamos cuando teníamos 20 años cada uno. Y acá estoy, treinta años después, fundido”. Así se expresó Walter Cividino, de 50 años, dueño de Química Rame, una pyme dedicada a la comercialización y a la fabricación de productos químicos que está ubicada en Villa Luzuriaga, partido de La Matanza.

La pretensión del Sindicato de Químicos de Avellaneda era disputarle al Sindicato de Químicos del Conurbano Sudoeste la afiliación de 10 de los 29 empleados de la empresa. Cividino, rehén de este enfrentamiento intersindical, pidió al Ministerio de Trabajo que determine la validez o no del reclamo, pero, todavía a la espera de una respuesta, una decena de trabajadores comenzó un bloqueo en la puerta de la pyme, en Camino de Cintura al 1000, apoyados por uno de los gremios.

La protesta incluyó activistas en actitud intimidatoria, bombos, redoblantes, neumáticos quemados, pintadas y pancartas, además de insultos y agresiones a los dueños de Química Rame, no sólo a los hermanos Cividino sino también a su mamá, de 75 años (“una tana de ley, laburadora”, como la define Walter), que estaba ayudando a sus hijos y a la que le pidieron que no fuera más para protegerla.

Desesperado por la situación, Walter Cividino tomó contacto con la titular del Movimiento Empresarial Anti Bloqueo (MEAB), Verónica Razzini, dueña de una empresa en Rosario que en 2020 estuvo bloqueada durante 90 días por el Sindicato de Camioneros de Santa Fe y que logró que la Justicia detuviera e imputara a los activistas que impidieron el acceso a sus sedes y amenazaron a sus directivos.

Así se involucró en el conflicto la abogada Florencia Arietto, una especialista en combatir los bloqueos sindicales, quien en diciembre pasado logró el procesamiento de cinco representantes del Sindicato de Camioneros, entre quienes figuran dos dirigentes de confianza de Hugo y Pablo Moyano, por el bloqueo realizado en 2020 al depósito de Villa Soldati de la empresa Andar Transportadora.

Los dueños de Química Rame presentaron una denuncia penal en la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) N° 3 de La Matanza por los bloqueos sistemáticos. Todavía no hubo ninguna resolución. Pero los Cividino alertaron que no estaban garantizadas las condiciones de seguridad para los trabajadores y cerraron la empresa. Incluso le pidieron al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, del Frente de Todos, que garantice la seguridad de las instalaciones de Química Rame hasta que puedan vaciarlo y ponerlo a la venta, ya que hay versiones de que podrían “vandalizar y quemar” el predio. Tampoco obtuvieron ninguna respuesta.