Alberto negó problemas con Cristina y lo atribuyó a “comentarios periodísticos”

377

El Presidente elogió el trabajo del Gobierno en pandemia y volvió a cargar contra Macri por la herencia recibida. Afirmó que hay sectores de la economía “que ya están funcionando bien”.


Alberto Fernández aseguró que el Gobierno hizo las cosas “razonablemente bien” en el manejo de la pandemia por coronavirus debido al “mal estado” en el que recibió el país de parte de Mauricio Macri. “Deberíamos estar conformes de cómo manejamos las cosas. La pandemia nos agarró en un muy mal estado e hicimos las cosas razonablemente bien”, sostuvo el presidente,

En ese sentido, el primer mandatario explicó que el país tuvo “la menor caída del salario real de los últimos cuatro años” y que “hay sectores de la economía que ya están funcionando bien“.

Sobre la llegada de la Sputnik V y el proceso de vacunación que comenzará en la Argentina, comentó que “detrás de la venta de vacunas hay un mercado de miles de millones de dólares. Todos los laboratorios que están desarrollando las vacunas son laboratorios reconocidos a nivel mundial, esto no puede ser puesto en tela de juicio”, subrayó.

También remarcó que “a la vacuna de Pfizer no le dicen la vacuna estadounidense ni a la de AstraZeneca no le dicen la inglesa“, en cambio “a la de Gamaleya se le dice la vacuna rusa de forma despectiva“.

“El mundo central acaparó las vacunas y los países de la periferia están buscando vacunas con la misma dificultad que nosotros”, manifestó el jefe de Estado en declaraciones radiales.

El mandatario nacional remarcó que hicieron “los números con Ginés (González García, ministro de Salud de la Nación) y son menos de 10 los países en todo el mundo que empezar a dar la vacuna antes de que termine el año“. “Fue muy importante lo que hemos logrado y es muy dificultoso lo que viene por la gran demanda que hay de la vacuna ya que se demora la producción“, añadió Fernández, en referencia a que la Argentina priorizó las negociaciones con Rusia para asegurarse un buen número de dosis.

Asimismo, precisó: “Si no fuera por la Federación Rusa que nos prestó atención a nuestras necesidades, estaríamos como el resto de los países. El martes empezamos a vacunar“.

Por último, Alberto negó que haya cortocircuitos con la vicepresidenta Cristina Kirchner al remarcar: “No hay tales problemas con Cristina, hay más análisis periodísticos que problemas reales. No podemos compartir las mismas visiones: es razonable, respetable y saludable“.