Alberto: “Antes era un envenenador serial y ahora me piden más veneno”

569

El presidente ironizó sobre las demandas de los sectores que criticaron la vacuna rusa contra el Covid. “El mundo entero no tuvo que encontrar la pandemia después de Macri. Y yo sí”, reflexionó.


Envalentonado por el aval científico que recibió la vacuna rusa contra el coronavirus, la cual fue duramente cuestionada por dirigentes de la oposición, Alberto Fernández se mostró irónico al mencionar la demandas que está teniendo el gobierno nacional por parte de esos sectores. “Antes me decían que era un envenenador serial, ahora me piden que consiga más veneno”, dijo el Presidente en una conferencia desde Tucumán.

“Me asusta que impregnen mentiras en los argentinos. Hasta hace 20 días, yo era un envenenador serial, había comprado vacunas para envenenar a la gente. Ahora, no sé cómo pasó, pero me piden que consiga por favor veneno para todos los argentinos”, agregó el mandatario, quien fue acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el gobernador local Juan Manzur.

Sus declaraciones llegan en medio de la incertidumbre que hay sobre los próximos envíos de la vacuna rusa: estaba previsto que arribaran 5 millones de inmunizaciones en enero, pero apenas se recibieron 820 mil. Además, también hubo algunos imprevistos con la entrega de vacunas del fondo COVAX. Días atrás el fondo anunció que entregará 2,2 millones de dosis de vacunas a la Argentina en el primer semestre de 2021, contra los 9 millones que el Gobierno preveía recibir entre febrero y julio.

Alberto Fernández también le dedicó algunos párrafos a Mauricio Macri. “Cuando en marzo de 2020 veíamos los primeros datos de que la economía empezaba a moverse, estábamos muy alentados . Y cayó la pandemia, que dio vuelta al mundo”, comenzó el Presidente. Y siguió: “Apareció otra urgencia, en un escenario tan penoso como el que habíamos recibido en el sistema sanitario de salud, abandonado por los que gobernaron antes que nosotros. Hasta habían eliminado el Ministerio de Salud y habían dejado vencer vacunas en la Aduana”.

“La pandemia nos cambió toda la agenda, como al mundo entero. Con la diferencia de que el mundo entero no tuvo que encontrar la pandemia después de Macri. Y yo sí”, siguió Fernández.

Después de una reunión con industriales y representantes de sindicatos del NEA y NOA, el jefe de Estado se refirió a dos problemáticas de la agenda (retenciones y biocombustibles) y continuó con sus quejas contra la oposición. “Hay que prestarles menos atención a los profetas del odio, que cuando nosotros decimos ‘preservar la mesa de los argentinos’ ellos leen ‘promueven la pelea con el campo’. Y cuando uno dice ‘queremos revisar la ley de biocombustibles’, ellos leen ‘quieren terminar con la ley de biocombustibles´”.

Concluyó: “El norte no tiene que preocuparse por lo que pasará con el biodiesel o el bioetanol. Hubo una inversión muy grande. Lo que hay que hacer es preservar esa inversión. Hay que hacer que las cosas funcionen. No quiere decir que se deje de producir”.