Acuña: “Esperamos que la Corte ratifique la autonomía de la Ciudad”

440

La ministra de Educación porteña cruzó a su par nacional Nicolás Trotta luego de que este cuestionara la modalidad presencial de las clases. “Los protocolos garantizan que las aulas sean seguras para chicos y para docentes…”, insistió.


En medio de la puja judicial por la continuidad de las clases presenciales, la ministra de Educación porteña Soledad Acuña, ratificó que “la presencialidad” en las escuelas “es esencial” y que “lo último que deben cerrarse son las aulas“. Argumentó que “en materia de política educativa la Ciudad es autónoma para definir la modalidad del sistema“, por lo que “esperan un fallo favorable de la Corte Suprema”, que debe definirse en los próximos días.

En la Ciudad seguimos creyendo que la presencialidad es esencial y que es posible porque los protocolos garantizan que las aulas sean seguras para chicos y para docentes. En el nivel secundario pasamos a una modalidad bimodal, unos días presencial y otros virtual, para ayudar a bajar la circulación de la gente en torno a las escuelas“, señaló la funcionaria de Horacio Rodríguez Larreta en TN.

En tanto, aclaró que “la educación de los más chicos sigue siendo presencial como sigue siendo desde el 17 de febrero“ y que desde el Gobierno porteño están “esperando la resolución de la Corte Suprema porque está en juego algo muy importante que es la autonomía de la Ciudad”.

Estamos esperando que ratifiquen lo que dice la Constitución: que en materia de política educativa la Ciudad es autónoma para definir las modalidades del sistema”, insistió.

La ministra porteña consideró que “las aulas tienen que ser lo último que se cierre” ya que “hay medidas anteriores que se tienen que tomar para bajar la curva de contagios“. “Tomamos medidas de restricción que nos duelen porque dañan la economía, pero también lo estamos haciendo para cuidar la educación. Solamente a algunas provincias decidieron sacarnos la autonomía de tomar las decisiones sobre cómo cuidar a nuestra gente”.

También dejó en claro que se había “llegado a un acuerdo con el Gobierno nacional y los docentes en que lo último que había que cerrar eran las escuelas” porque existe “la evidencia de que es posible dar clases presenciales“. Y concluyó: “Este año no podemos cometer el mismo error del año pasado. Si el problema es la circulación, trabajemos para mejorar la circulación, pero no restrinjamos el derecho a la educación después de un año sin clases”.

Después de la reunión con Acuña y otros ministros de Educación, Trotta redobló las críticas a la ciudad de Buenos Aires al afirmar que ese distrito “inexplicablemente mantiene la presencialidad violando el DNU” que suspendió las clases en el área metropolitana por la segunda ola de contagios de coronavirus. Habló de “especulación, irresponsabilidad y judicialización de Rodríguez Larreta” y manifestó que con las clases presenciales “no sólo pone en riesgo a la ciudad de Buenos Aires” sino que “también termina perjudicando a todos los argentinos”, en declaraciones a Radio 10.

Afirmó que aunque las escuelas son “un espacio de bajo riesgo” de contagios de COVID-19 la presencialidad implica “un esquema que aporta a la circulación de las personas”. Explicó que por eso el Gobierno busca restringir el movimiento de gente.