Acampe y vigilia en Tribunales en apoyo a los jueces desplazados por el Gobierno

588

Este martes, la Corte Suprema tratará el caso de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y German Castelli.


Desde las 19 horas de este lunes se realiza una nueva marcha, acampe y vigilia en Tribunales para respaldar a los jueces desplazados por el kirchnerismo. Ocurre precisamente a horas de que el máximo tribunal trate el caso de los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y German Castelli.

La Corte Suprema mantendrá este martes una reunión por Zoom para tratar la situación de estos jueces que investigaron causas sensibles para la vicepresidenta Cristina Kirchner.​

El cronograma está organizado con una movilización a los Tribunales (Talcahuano 550), acampe y vigilia toda la noche hasta el martes, cuando se desarrollará un “abrazo simbólico” al edificio.​

La movilización de este lunes la impulsan distintas agrupaciones de abogados en Buenos Aires y otras ciudades.​​ Los convocantes llamaron a “iluminar” con velas, linternas o la luz de los celulares. La iniciativa es extensiva a “todos los palacios de Tribunales del país”.

El miércoles de la semana pasada, y en el mismo lugar, se había desarrollado una marcha de antorchas frente al Palacio de Tribunales bajo el lema “Una luz por la República”.​

Aquel llamado a la “marcha de antorchas” ocurrió precisamente luego de que el titular de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, convocara para el 29 de septiembre a un acuerdo extraordinario para tratar el caso de los jueces trasladados.

Este lunes, el presidente Alberto Fernández consideró como un “escrache propio del fascismo” la protesta frente a la casa del ministro de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti, a horas de que el máximo tribunal decida sobre la situación de los tres jueces.

“Quiero solidarizarme con Lorenzetti, que sufrió el escrache de opositores que fueron básicamente a presionar a un juez a la hora de tomar una decisión. También con Sergio y Malena (Massa) y con Cristina, que lo vive en su casa permanentemente. Llamo a la reflexión a quienes promueven esas cosas. No tiene que ver con la democracia. Es el más vil de los escraches, propio del fascismo y del nazismo”, planteó.