“Un apriete avalado por el presidente”: crece el repudio a la marcha del 1F

493

En Juntos por el Cambio advierten que la protesta K de este martes contra la Corte Suprema “atenta contra los principios democráticos”. Toma fuerza la contramarcha del 3 de febrero.


A poco más de un día para la marcha kirchnerista contra la Corte Suprema de Justicia, organizada para este martes a las 18 en Plaza Lavalle, frente al Palacio de Justicia, referentes de la oposición volvieron a cuestionar la manifestación y expresaron su repudio.

“Es un apriete del Gobierno al máximo tribunal, avalado por el presidente de la Nación porque no le gustan sus decisiones. Marchar contra la Corte es lo más antirrepublicano que he visto. Hay que defender a nuestras instituciones, saquen los fallos que saquen”, dijo la titular del PRO, Patricia Bullrich.

La ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri, también sostuvo en declaraciones al portal Infobae: “A nosotros nos tocó una Corte que nos sacó un fallo al tercer día de asumir por el que teníamos que pagar a todas las provincias un porcentaje altísimo. Es así. La Corte es permanente y los gobiernos, no, y así funcionan los gobiernos republicanos. Y los que no creen en la República hacen marchas contra la Corte”.

Desde el radicalismo también insistieron este domingo en los cuestionamientos a la manifestación para echar a los jueces del máximo tribunal. “Es indudable que hay sectores de la vida política que no le gusta el modelo constitucional”, dijo el diputado Fernando Carbajal (UCR-Formosa).

Y añadió: “Hasta Luis D’Elía, un delincuente condenado, tiene derecho a marchar. El problema es cuando lo hacen los dirigentes políticos y se convierte en algo antidemocrático. Voy a defender la justicia, pero hay que ser consciente de que hay varios problemas para solucionar”.

Dos días atrás, la mesa nacional de Juntos por el Cambio había cargado contra la protesta, a la que describió “lisa y llanamente de una actitud golpista” y un paso más “en la política sistemática que asumió el oficialismo de atacar a los jueces que no se comportan según sus deseos”.

La coalición opositora apuntó: “El interés del Gobierno siempre estuvo centrado en los jueces o tribunales en los que se tramitan las causas de corrupción que afectan, principalmente, a la propia vicepresidente de la República”.

Al mismo tiempo, diferentes asociaciones de derecho y colegios de abogados también manifestaron su rechazo a la movida kirchnerista y se sumaron a la convocatoria del 3F, una “contramarcha” en “defensa de la Independencia Judicial”.

Está convocada para este jueves a las 19, también frente al Palacio de Tribunales. “Es una reacción espontánea que surgió en paralelo, lo único que quiere es tener un país ordenado y republicano. Cuando la política se quiere meter en la justicia, la justicia necesariamente necesita que la ayuden de afuera”, dijo el abogado Alejandro Fargossi.