Sabsay: “El fallo de la Corte fue extraordinario”

224

El abogado constitucionalista celebró el accionar del máximo tribunal contra la estrategia de Cristina Kirchner en Magistratura.


Entrevistado en El diario de Leuco por LN+, el prestigioso abogado constitucionalista Daniel Sabsay se mostró muy conforme con el fallo de la Corte Suprema que truncó la maniobra de Cristina Kirchner de obtener mayoría absoluta en el Consejo de la Magistratura.

“El fallo de la Corte fue extraordinario, es otro mojón más en la reestructuración institucional del país. No solo por lo que deciden, sino con el tono con el que lo hacen. Además condena en costas a Cristina Kirchner. Se impone el principio de igualdad ante la ley“, expresó.

Sostuvo que “en estos casos, si bien lo relacionado con la conformación de bloques es un tema que está reservado a quienes integran el poder legislativo, cuando se violan los derechos reconocidos en la Constitución, la Justicia debe analizar esos casos y restablecer los derechos que fueron conculcados”.

En este caso fue la minoría la afectada. El kirchnerismo logró quedarse con la mayoría y la minoría a través de esa falsedad de dividir lo que era un solo espacio”, agregó el letrado.

Fallo de la Corte

La Corte Suprema de Justicia hizo lugar al amparo que promovió el senador de Juntos por el Cambio Luis Juez y removió a su par del Frente de Todos Martín Doñate en el Consejo de la Magistratura.

Doñate llegó al Consejo como fruto de una jugada promovida por Cristina Kirchner en el Senado: partir el bloque del Frente de Todos en dos subloques para tener más representantes en el organismo que remueve y elige a los jueces de la Nación.

“La partición del Bloque “Frente de Todos” implica un apartamiento de lo resuelto por esta Corte en su sentencia “Colegio de Abogados de la Ciudad”, viola la finalidad representativa de la ley 24.937 y, por lo tanto, resulta inoponible a los fines de la conformación del Consejo de la Magistratura”, concluyó el máximo tribunal con el voto mayoritario de Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda.