Hugo Pizzi insistió en la teoría del ‘recuerdo inmunológico’ para quienes superaron el Covid

533

El epidemiólogo e infectólogo cordobés explicó su afirmación sobre la inmunidad permanente de las personas que ya tuvieron la enfermedad y fueron inoculadas.


El infectólogo Hugo Pizzi fue entrevistado en El diario de Leuco por LN+ y dejó una advertencia a la sociedad en momentos de máxima angustia y preocupación por el alto nivel de contagios y fallecimientos por el Covid. “Hay un grupo encuestado que es un 35% que nunca nos ayudó, está conformado por un 25% de jóvenes y un 10% del núcleo duro que dice que hay magneto en las vacunas y que no hay que usar el barbijo. Ese grupo que no ayudó nos puso infinidad de tropiezos en el camino y dificultó la situación. Llegan a decir que no existen los muertos que hay”, se quejó el profesional.

Consultado sobre las variantes del coronavirus que se instalaron en el país, consideró que “de las tres, nos preocupan la de Manaos y la andina. Estas dos tienen un poder de infección del 70% y un poder de letalidad del 30%”. “Cuando usted ya ha vacunado a la mayoría de los mayores, empieza a pegarle a los jóvenes. En las salas de terapia intensiva ya son mucho más los jóvenes”.

Días atrás, Pizzi dijo que “la persona que padeció la enfermedad, si es vacunada después de su recuperación, cuando ya está estable, armónica y generó anticuerpos, -y hay muchos estudios que lo avalan-, queda con inmunidad permanente”. Su frase generó esperanza en muchos pero también fue producto de varias críticas por parte de colegas y científicos.

En diálogo con Alfredo Leuco, explicó: “Lo que dije se infiere en los nuevos estudios es que cuando el virus entra al cuerpo humano, entra entero y en cantidad millones. Irrumpe y en el organismo pueden pasar dos cosas, o muere o lo supera. Cuando lo supera es con la ayuda del sistema inmune, donde trabajan los linfocitos B. Son unas células maravillosas, toman el concepto de la memoria y llegado el momento siempre van patrullando el organismo e identifican a quién hizo el daño. Allí salen a destruir todo eso”.

La persona que padeció la enfermedad, le queda un telón de anticuerpos importante. Ahora cuando pasa el cuerpo y le ponemos las dos dosis de la vacuna, inmediatamente dicen acá el que yo combatí y yo tengo el recuerdo inmunológico. Ese estudio lo hizo la Universidad de Córdoba. Y los anticuerpos suben notoriamente cuando aplicamos la vacuna. Ese tipo de anticuerpos tienen continuidad, quedan en el organismo, son células que pueden tener hasta 30 años o más. Están siempre prestas ante la aparición de un virus. Eso se llama recuerdo inmunológico“, agregó.