El papa Francisco optó por Pfizer y se vacunó

261

Fue el primero en vacunarse en la Santa Sede, que compró unas 10 mil dosis al laboratorio estadounidense. Como en el resto de países, los primeros en recibir el antídoto serán el personal sanitario y los ancianos.


Ni la Sputnik V ni ninguna de las variantes fabricadas en China. El papa Francisco se vacunó este miércoles contra el coronavirus y eligió el producto elaborado por Pfizer-Biontec, el mismo con el que se protegerá todo el Vaticano.

Según el diario italiano Il Messaggero, el Sumo Pontífice fue el primero en vacunarse en el pequeño estado pontificio. En los próximos días también se vacunará su antecesor, el papa emérito Benedicto XVI, de 93 años.

La Dirección Sanitaria y de Higiene de la Ciudad del Vaticano había confirmado que recurriría a unas 10.000 vacunas de la compañía farmacéutica Pfizer. Las primeras dosis llegaron el martes y la campaña de inmunización contra el COVID-19 comenzó este miércoles: el Papa fue el primer vacunado.

Así comenzó la vacunación para los cerca de 3.000 empleados y familiares y los 800 residentes del Vaticano. Como en el resto de países, los primeros serán el personal sanitario y los ancianos.

En una reciente entrevista, el papa Francisco, de 84 años, había adelantado que se vacunaría. “Creo que éticamente todo el mundo tiene que vacunarse. Es una opción ética porque concierne a tu vida pero también a la de los demás”, destacó Francisco en esa entrevista en el marco de su nutrida actividad.

La semana pasada, el médico personal del papa, Fabrizio Socorsi, de 78 años, murió por complicaciones debidas al COVID-19. Soccorsi estaba internado en el hospital Agostino Gemelli de Roma desde el 26 de diciembre diagnosticado de cáncer, pero la causa del fallecimiento se debió a la complicación de una pulmonía provocada por el coronavirus.

Ante la pandemia de coronavirus Francisco se había realizado un hisopado en diciembre luego de que dieran positivo dos cardenales cercanos al Sumo Pontífice, el limosnero Konrad Krajewski y el presidente de la gobernación vaticana, Giuseppe Bertello, contrajeran la enfermedad. El resultado fue negativo.