El “hombre del mortero” obtuvo la prisión domiciliaria

513

Se trata del activista que disparó con un mortero casero frente al Congreso en diciembre de 2017, en medio de los incidentes por la reforma previsional. Fue detenido en Uruguay y extraditado a la Argentina en junio pasado.


Otro accionar judicial lamentable. Este viernes se le concedió la prisión domiciliaria a Sebastián Romero, el militante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PTSU) cuya figura se viralizó por disparar al Congreso armado con un mortero casero durante una manifestación en diciembre de 2017.

El autor de la resolución fue el juez federal Sebastián Casanello y tras ser liberado cumplirá el arresto domiciliario en la casa de un amigo con tobillera.

Conocido popularmente como “el gordo del mortero”, Romero fue inmortalizado por el fotógrafo de Infobae Nicolás Stulberg. Su imagen se convirtió en un ícono de las redes sociales y fue uno de los blancos predilectos de la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cuya cartera solicitó una circular roja a Interpol para su detención y ofreció una recompensa de un millón de pesos a quien aportara datos que esclarezca su paradero.

Fue capturado en mayo pasado en la ciudad uruguaya de Chuy, próxima a la frontera con Brasil. Un mes después, llegó extraditado a la Argentina y estuvo detenido con prisión preventiva dictada por el juez Rodolfo Canicoba Corral.