Casero: “El problema es toda la gente que se come las mentiras y los relatos”

902

El actor confesó que le “duele tener que compartir la nacionalidad con quienes siguen cubriendo al kirchnerismo”. Además, tildó a Alberto como un abogado funcional”.


Entrevistado por Luis Majul en LN+, el reconocido artista opositor Alfredo Casero brindó un extenso análisis sobre la actualidad política y económica que atraviesa la Argentina. De entrada apuntó contra los dirigentes oficialistas y actores mediáticos que salen a defender las medidas del Gobierno. “Ahora la patria no está en peligro porque están ellos en el poder. Pero el problema más grande es la cantidad de gente que se come las mentiras y los relatos“, cuestionó el actor en diálogo con LN+, al recordar las duras críticas de algunos funcionarios del Frente de Todos cuando Mauricio Macri acudió al Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Mi principal miedo, cuando arrancó todo esto, era que prendieran un fuego que no iban a poder apagar. Todo esto, de alguna forma, lo que hizo fue desmoralizar y es lo que más me duele. Un país que no le da bola a los viejos y a los niños, que los tiene sin estudiar, es una porquería”, apuntó el comediante sobre el nuevo ajuste que prepara el Gobierno para con los adultos mayores y la educación presencial paralizada desde hace 8 meses.

“Todos los días me vengo tragando un sapo. Nosotros como idiotas estamos tratando de hacerle frente al día a día y atrás de todo eso hay un aparato de ingeniería para que veamos lo que quieren ellos. Duele tener que compartir la nacionalidad con gente que sigue cubriendo a personas que, abiertamente, tienen actitudes criminales para con la patria”, insistió Casero.

Al describir al presidente, el humorista dijo que es “un abogado funcional”, y añadió: “Para mí [Fernández] es un remisero, un ascensorista. Un tipo empilchado más o menos, que te levanta el dedo y te dice cómo es la cosa y, en realidad, no es más que un abogado que es funcional. Me pasa con muchos políticos, veo gente que repite algo y es para cuidarse el culo, para, de alguna manera, permanecer ahí. No aportaron absolutamente nada, están poniendo la cara para decir que la destrucción está bien. Se le notan las mentiras y no resiste ningún archivo“.

Por último, le dedicó unas palabras a la vicepresidenta Cristina Kirchner: “Es la conjunción de una gran psicosis. La porota [por Cristina Kirchner] es una gran sociópata que maneja las cosas como se le antoja, produciendo miedo”.