Beatriz Sarlo se vacunó contra el Covid: “Me tocó, obviamente por derecha”

347

La ensayista hizo alusión a la propuesta ilícita que le hizo el gobierno bonaerense para recibir la vacuna “por debajo de la mesa”, tal como lo definió a principio de año.


La escritora Beatriz Sarlo se refirió nuevamente a la enorme polémica que se generó a principios de febrero, cuando contó en TN “me ofrecieron vacunarme por debajo de la mesa”, que derivó en cruces de acusaciones y hasta cartas documentos con el gobernador Axel Kicillof y su esposa Soledad Quereilhac. El oficialismo intentó explicar la convocatoria como parte de una campaña para que figuras conocidas generen “confianza” en la vacunas. “Me tocó; obviamente, por derecha”, celebró Sarlo.

“Me resultaba insostenible encontrarme con mis vecinos de Caballito y que yo supiera que ellos estaban vacunados y yo no”, indicó la columnista de Perfil Beatriz Sarlo en una entrevista con el programa Hablemos de otra cosa, por LN+ y agregó que “era todo muy irregular” porque no había un nombre de un funcionario que encabezara esa campaña.

Sarlo se refirió a la metáfora “por debajo de la mesa” con la que habló del ofrecimiento que le habría hecho la provincia de Buenos Aires para vacunarse antes de tiempo y que ella rechazó. ”Hubiera corrido a vacunarme”, reconoció al tiempo que rehusó el procedimiento.

“Más que una publicidad de la vacuna, era una publicidad de la gestión sanitaria, lo cual un gobierno puede hacer, sin duda, pero se saltearon que en la Argentina hay una cultura de vacunación, no es un país en el que hay que explicar que las vacunas son buenas”, indicó.

Finalmente, Sarlo se vacunó luego de registrarse en el padrón, recibir su turno y se inoculó ya con las dos dosis de la vacuna Sinopharm. “A lo mejor, eligieron la vacuna china para mí por mi pasado maoista”, ironizó.

En cuanto a la reflexión política sobre la coyuntura social del país Sarlo remarcó que “las redes sociales potencian las características enfrentadas de cualquier conflicto”, manifestó y consideró que las redes son “un derecho a la palabra”.

En ese sentido opinó que la conducción de Alberto Fernandez “es un gran segunda fila, y un gran organizador, distribuidor de poder y moderador de conflictos” y sostuvo que estamos frente a un “poder bicéfalo”, referencia a que hay “dos cabezas, Fernández como Presidente y alguien [por Cristina Kirchner] que no está ni atrás ni arriba, sino que está en un espacio propio que genera poder por la influencia que ella tiene en la movilización de los partidos que configuran el movimiento Justicialista”. En ese contexto expresó: “Decir que el poder pasa solo por Cristina es una exageración”.

Después habló de la interna dentro del oficialismo generada por la disputa entre el ministro de Economía Martín Guzmán y el subsecretario de Energía Federico Basualdo. Sarlo manifestó que “está bien” que diga que el episodio está terminado “porque tiene que mantener un cierto clima de ordenamiento”, sostuvo.

Por último, Beatriz Sarlo se reconoció dentro de “una minoría” que quiere un partido liberal socialdemócrata en la Argentina y recordó: “Acaba de morir [Miguel] Lifschitz, un socialista de Santa Fe que tenía esa utopía”.

Información de Perfil