Acuña insiste que “con protocolos, las aulas abiertas son un espacio seguro”

423

“Es evidencia, no relato”, sentenció la ministra de educación porteña al manifestarse en contra del cierre de colegios. “Si el diálogo no funciona iremos a la instancia judicial”, advirtió.


Mientras crece el malestar por la suspensión de clases y horas antes de la reunión que mantendrán Alberto Fernández y el jefe de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, se renuevan las críticas por el anuncio presidencial que se salió de lo acordado.

“No se puede tomar este tipo de medidas de un día para el otro”, se quejó Soledad Acuña, ministra de Educación porteña en la previa del encuentro que se desarrollará esta mañana luego de que el propio Larreta rechazara el cierre de las aulas y pidiera públicamente una audiencia con el jefe de Estado para retomar el diálogo. “Este no es momento de cerrar la presencialidad”, insistió la funcionaria.

“Los datos no dejan lugar a dudas: con protocolos, las aulas abiertas son un espacio seguro. Evidencia, no relato”.

Horas antes, la ministra había publicado información sobre el trabajo que llevaron a cabo desde su cartera. “Como durante todo el 2020, nos basamos en la evidencia: en los dos meses de presencialidad, menos del 1% de la comunidad educativa se contagió. Trabajar con niños no constituye una actividad de riesgo para los adultos. Con protocolos y cuidados, la escuela es un lugar seguro”, afirmó.

También es falso que el transporte sea el principal foco de contagios”, acotó Acuña, quien remarcó que “antes de la pandemia, el universo educativo representaba sólo el 30% de los viajes totales. De ellos, sólo el 35% utilizaba el servicio público: el resto se movía de forma particular, caminando y en bicicleta”.

“La virtualidad no sólo causó estragos en el aprendizaje, sino también en el bienestar emocional: más del 70% de los estudiantes sufrieron síntomas de ansiedad y depresión. Son datos de la realidad, no anécdotas o sensaciones”, consideró la ministra.

En la misma línea que se mostró Larreta, señaló que apuestan al “entendimiento y el diálogo” para que se “tomen medidas de manera planificada”, pero advirtió: “Si el diálogo no funciona iremos a la instancia judicial, en la presentación con la Corte Suprema”.