La embajada argentina en Chile volvió a defender a Facundo Jones Huala

536

El embajador Rafael Bielsa había apoyado el pedido de libertad condicional del líder mapuche, quien está detenido en Chile por actos de violencia extrema. Tras la polémica, el funcionario argentino justificó su defensa.


A pesar de la enorme indignación y repudio que provocó la defensa del Gobierno nacional al líder mapuche Facundo Jones Huala, desde la embajada argentina en Chile duplicaron la apuesta y salieron a justificar su decisión de apoyar el autoproclamado líder mapuche que está preso por actos de violencia extrema en Chile.

El 5 de octubre pasado, el embajador Rafael Bielsa apareció en un audiencia en la que se discutía un pedido de libertad condicional para el líder y creador de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) que también es protagonista de episodios de violencia extrema en la Argentina. Huala sostiene que no reconocen al Estado argentino y su grupo de seguidores suele atacar estancias, proyectos privados y todo tipo de emprendimientos. El último ataque fue la destrucción en El Bolsón el Club Andino Piltriquitrón hace una semana.

No fue un episodio más. La gobernadora Arabela Carreras criticó la inacción oficial y este jueves el presidente Alberto Fernández le contestó con un carta.

“Frente a diversas impropiedades que se están difundiendo por algunos medios de comunicación y redes sociales, relacionadas con la asistencia consular al ciudadano argentino Facundo Jones Huala, se abre hilo”, arrancó diciendo Bielsa quien, según fuentes de la Casa Rosada, decidió presentarse solo ante la audiencia del 5 de octubre de la llamada Comisión de Libertad Condicional de Temuco.

“De ninguna manera la Embajada argentina es o ha sido parte del proceso judicial en el que se condenó al ciudadano argentino Facundo Jones Huala”, asegura la embajada que maneja Bielsa en uno de los tuits. “La normativa internacional que enmarca la participación de la Embajada en la citada audiencia es, entre otras, la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares (1963), específicamente sus artículos 3 y 36.1 inciso c”, agrega.

El ciudadano Huala solicitó la asistencia a través de su abogada. Ha habido casos en los que el abogado lo hace y luego el detenido lo desautoriza, en los que la Embajada se abstuvo de participar, como manda la norma” asegura sin embargo Bielsa en los tuits.

Para Bielsa lo que hizo es “una tarea regular que realizan tanto los consulados como el propio Embajador, habida cuenta de su carácter de Jefe de Misión”. Y dijo que “a solicitud de las autoridades chilenas, el Embajador intervino haciendo expresa salvedad del respeto por el derecho interno chileno y los procedimientos que de este ordenamiento se desprenden”. Con todo, tal como publicó Clarín, diecisiete senadores del oficialismo expresaron su rechazo a Bielsa por su aparición en la audiencia sobre el futuro penitenciario de Huala, que consideraron con “absoluta preocupación” y una forma de “inmiscuirse” en la justicia local.

En los tuits la embajada en Chile dice no haber solicitado que se le otorgue la libertad condicional. “Se circunscribió a responder dichos del representante del Ministerio del Interior de Chile, que no es parte de la Junta. Los dichos del representante del Ejecutivo chileno postularon como una razón válida para la negación de la libertad condicional al ciudadano argentino su identidad cultural”.

Lo cierto es que Huala no está preso por ser presunta condición de mapuche sino por haber cometido delitos que en Chile se suelen juzgar como actos de terrorismo.“Eso resulta contradictorio con todo el ordenamiento internacional de DDHH del que ambos países somos parte, pues no se puede aceptar que la base para privarlo de un beneficio al que tiene derecho según la ley chilena sea su identidad y no sus actos”, insistió el ex canciller Bielsa en una defensa a Huala.