Suar: “Es una pena que Cristina Kirchner no pudo mutar a otra cosa”

5921

El productor aseguró que “nunca le gustó el kirchnerismo” pero que “es practicante de achicar la grieta”. Admitió que tiene el desafío de ver cómo “reinventarse” ante la delicada situación económica de Polka.


Dejando frases contundentes sobre las figuras más importantes de la política y con cierta preocupación por el futuro de su productora Polka, Adrián Suar rompió el silencio este jueves en el programa “Ya somos grandes” por TN, conducido por Diego Leuco.

En medio de la agobiante crisis económica que desató la pandemia del coronavirus y la extensa cuarentena, el actor confesó que su productora Polka podría quebrar si este contexto no se revierte en poco tiempo. “Mi situación es como la de muchas empresas de la Argentina, hoy Polka está cerrada. El problema es algo que vengo arrastrando desde hace 4 o 5 años, no es de ahora, la pandemia terminó de darme la estocada final. Tengo el desafío de ver cómo me reinvento”.

El también director artístico y accionista de la compañía dejó en claro que “quiere pelear” y que lo que más le dolería “es quebrar, que el negocio me tape”.

“Yo sé lo que la gente de Polka está pasando. Siempre fuimos una productora modelo, en la que todo estuvo bien. Es la primera vez que me enfrento a una situación así, que tengo estos líos. Si tenés más gente que horas de televisión, podés aguantar unos meses. Le debe pasar a muchos restaurantes, bares y Pymes. No tengo miedo, tengo una preocupación. Y una responsabilidad”.

Al concluir, dejo un mensaje de advertencia sobre el futuro de la industria audiovisual en el país: “Si no nos juntamos todos a levantar la industria, esto va a peor”.

Adrian Suar con Diego Leuco en TN, en la ruleta, respondiendo sobre temas varios.

Al llegar la sección de la ruleta de los personajes, Suar comenzó opinando de Mauricio Macri, de quien sólo acotó: “No le fue del todo bien”. Al llegar el momento de Cristina Kirchner, manifestó: “Nadie puede negar que es un cuadro político, ha construído una cosa extraordinaria , nunca pude hacer transferencia con ella, como mucha gente si y tendrán sus razones, la ideología es muy personal, que pena con ese potencial que tiene, al menos para un grupo que no termina de llegar, tal vez el tono, esa forma autoritaria, no pudo mutar a otra cosa”.

Luego debió responder sobre su amigo Marcelo Tinelli, cuya vuelta a la televisión este año es un enigma. “Todavía no arranca el flaco. Espero que arranque este año. Es un titán. Somos amigos, no íntimos, pero nos conocemos hace muchos años y nos tenemos mucho cariño. Él para la Argentina va a ser el animador más grande de la historia, pero no me gusta cuando habla de política”.

Por último, el productor opinó del presidente y apuntó contra el ‘fanatismo’ del kirchnerismo. “A Alberto yo lo conocía de antes y me cae bien. A mí el kirchnerismo nunca me gustó, pero también reconozco que las opiniones exacerbadas tampoco me gustan. Tampoco soy el dueño de la verdad; hay cosas de [Mauricio] Macri que tampoco me gustaron. Odio el fanatismo, porque he invertido mucha plata en mi terapia, aun cuando me equivoco. Por eso prefiero la reflexión”