Claudia Rucci: “El único que le tiene miedo a Cristina es Alberto”

936

“Hay una oposición que no se va quedar callada y sobre todo una decisión en la gente de salir a decir lo que piensa sin ningún miedo”, aseguró la senadora de Juntos por el Cambio.


Claudia Rucci, ex diputada y actual senadora provincial por Juntos por el Cambio, analizó la actualidad política de la Argentina con fuertes críticas a la gestión del Frente de Todos, el rol de Cristina Fernández en su búsqueda de impunidad total, el castigo al que piensa diferente y el

Todos los caminos conducen a Roma. El objetivo principal de este Gobierno es la impunidad de Cristina. Todas las energías están puestas en eso. Pero el kirchnerismo no la tiene fácil, hay una gran parte de la sociedad que está poniendo límites a eso, y el Gobierno debería escucharlo”, comenzó la dirigente opositora, invitada al programa de Palabra de Leuco.

Y continuó: “La verdad no me sorprende lo que está pasando. Cada vez que ellos forman parte del Gobierno siempre vamos a encontrar a la justicia contra la prensa, un cuento que se repite, acallar voces, tener el poder de hacer lo que quieran sin ningún castigo”.

Utilizando los mismo conceptos que minutos antes expresó la otra invitada Patricia Bullrich, Rucci insistió en que “esta vez no se les va a hacer muy fácil porque hay una oposición que no se queda callada y sobre todo una decisión en la gente de salir a salir lo que piensa sin ningún miedo”. “Se le está perdiendo el miedo a CFK y el único que le tiene miedo a ella es Alberto Fernández”.

La hija del secretario general de la CGT José Ignacio Rucci, asesinado en 1973 por Montoneros, también se refirió a la polémica que se desató sobre los docentes militantes y el adoctrinamiento que se observa en las aulas, actos que fueron advertidos por la ministra de Educación porteña Soledad Acuña y que hasta le valió que la trataran de nazi en una tapa de Página12.

El adoctrinamiento para los niños en la escuela es un abuso de poder jodido. Los chicos no se animan, no se atreven, ellos quiere pasar de año, rendir las materias. Sin dudas existe y no debería existir. No todos los niños tienen la posibilidad de terminar una clase y sentarse con sus padres a hablar sobre lo que le dijo el docente, sobre todo los que menos posibilidades tienen. Los más pobres son a los que más les entra esa información”, advirtió la legisladora. Y concluyó: “A mí me parece muy bien que este tema se ponga sobre la mesa y les digamos a los chicos defiéndanse. Que empiecen a sacar conclusiones y no acepten los que los adultos te dice sin ningún tipo de cuestionamiento.