El cuervo Zaffaroni – 10 de agosto 2017

Hasta ahora no hay ninguna información rigurosa sobre Santiago Maldonado. Nadie aportó un solo dato contundente sobre donde podría estar el artesano que apoyó a un grupito de extremistas que actúa con armas y violencia en nombre de los Mapuches. Lo cierto es que el verdadero pueblo mapuche está tan en contra de estas salvajadas seudo revolucionarias que han pedido que actúe la gendarmería para frenar sus acciones. El propio gobernador de Chubut, Mario Das Neves dijo que “son delincuentes que de mapuches no tienen nada”. Pero la realidad es que Santiago Maldonado no aparece y que el gobierno nacional y provincial tienen la responsabilidad y la obligación de mover cielo y tierra para encontrarlo y despejar todo tipo de dudas.
Mientras tanto, el cristinismo más beligerante y dogmático inició un operativo para transformar al presidente constitucional Mauricio Macri en el terrorista de estado Jorge Rafael Videla. En su delirio rezan, sueñan, fogonean y empujan la teoría de una desaparición forzada, como si fuera la época de dictadura militar. Lo hicieron Horacio Verbitsky, Estela Carlotto y sus aliados internacionales que todavía creen que los organismos de derechos humanos son independientes y no fueron cooptaos por Cristina a todos los efectos.
Es indignante que esta gente que se dice progresista y que defienden a ladrones y autoritarios como Cristina y su banda y también, directamente a dictadores como Nicolás Maduro, utilice política y electoralmente algo tan delicado como es el caso de Santiago Maldonado. Es indignante tanto cinismo y tanta falta de escrúpulos. Lo sagrado, como es el tema desaparecidos, los vacían de contenido y lo banalizan para llevar agua para su molino.
Pero lo más indignante es lo que hizo el ex juez de la Corte Suprema, Eugenio Raúl Zaffaroni. Caradura como pocos asoció directamente al gobierno de Cambiemos con la última dictadura militar. Inventó o tiene información que no dio a conocer porque atribuyó que no se conozca el paradero de Malgonado a “la imprudencia represiva” del gobierno nacional. Y agregó con una ironía típica de las hienas: “Ahora lo único que falta es que aparezca alguien que diga que lo vio en Paris, cosa que ya vimos hace muchos años. Si, se fue a Paris con una mujer, claro. Los que somos un poco veteranos lo escuchamos. ¿No?”. Este provocador hoy integra junto a Verbtisky y Alejandra Gils Carbó el triángulo de asesores principales de Cristina en su operativo impunidad para los K y de ataque al resto del mundo.
Pero lo más aberrante de Zaffaroni, que tiene una vida y una trayectoria repleta de hechos aberrantes, es que no tiene autoridad moral para hablar de la dictadura de la que fue funcionario y de la inseguridad o manejo de las fuerzas represivas ya que es el autor ideológico del sistema que premia a los victimarios de delitos y castiga doblemente a las víctimas y a sus familiares.
Insólitamente y como herencia de Cristina, Zaffaroni hoy es integrante de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos que depende de la Organización de Estados Americanos.
Pero no me voy a cansar de hacerle a Zaffaroni algunas preguntas sobre todo después de estas declaraciones a una radio kirchnerista. Allí van:
Doctor Zaffaroni:
-¿Corresponde que usted ocupe ese lugar de tanto prestigio pese a que fue juez y juró por los estatutos de dos dictaduras a falta de una y que una de ellas fue el más feroz genocidio perpetrado por Videla y sus cómplices?
– ¿Es cierto que durante el terrorismo de estado usted no le dio lugar a ninguno de los 120 habeas corpus sobre detenidos desaparecidos que pasaron por su despacho y que por el contrario redactó un manual militar en el que justificaba los golpe de estado y en el que discriminaba a los homosexuales para que no fueran parte del Ejército?
-¿ Podría confirmar si las Madres de Plaza de Mayo encabezadas por Hebe de Bonafini ahora lo definieron como “juez de la patria” porque milita para el kirchnerismo pero antes lo habían incluido en una lista de 437 jueces que colaboraron con la dictadura militar?
-¿Cuanta verdad hay en esa información que afirma que usted calificó a Néstor Kirchner de nazi de la Patagonia por violar la división de poderes en Santa Cruz y que luego se hizo amigo del presidente, de la presidenta Cristina pero sobre todo de su vice presidente Amado Boudou a quien invitó a su cumpleaños y justificó en alguno de sus delitos?
-¿Se puede estar en la Corte Interamericana pese a que hay fallos suyos denigrantes de la condición humana y decididamente inmorales y humillantes para las víctimas? Hablo del fallo Tiraboschi donde usted minimizó la violación de una nenita porque fue realizada con la luz apagada y porque no fue penetración sino sexo oral al que fue obligada la chiquita? Al imponer la pena por abuso deshonesto, sostuvo que no correspondía aplicar la pena máxima porque, entre otras razones, la víctima, una niña de ocho años, había sido abusada con la luz apagada y, en palabras de la sentencia, “el único hecho imputable se consumó a oscuras, lo que reduce aún más el contenido traumático de la desfavorable vivencia de la menor”.
-¿O aquellas famosas resoluciones donde según usted, alguien no había robado un auto porque estaba en la calle y se lo podría haber encontrado? ¿O que un cuchillo no es un arma sino un utensillo de cocina y eso fue un atenuante para un delincuente que lo utilizó?
-¿No tiene ninguna responsabilidad además de haber pagado la multa correspondiente por haber alquilado sus departamentos para que en 5 de ellos se ejerciera la prostitución? ¿No cree que sus excusas fueron poco creíbles cuando señaló que fue su amigo íntimo el que administraba esos departamentos y que usted no conocía a los inquilinos?
– ¿Sintió verguenza cuando fue al Senado de la Nación a defender su nominación y se descubrió que no había pagado 94 aportes previsionales del Registro de Trabajadores Autónomos, según la AFIP y que había omitido bienes y cuentas bancarias en el exterior en su declaración jurada?
-¿No siente algo de pudor o de culpa por ser cuestionado e impugnado por personas intachables como Rodolfo Terragno, Diana Cohen Agrest o Santiago Kovadloff?
-¿No hizo demasiado marketing con su presunta condición de celebridad del derecho y tiene solamente un post grado en la Universidad del Litoral?
– ¿Cree de verdad que se puede construir una sociedad democrática con vigencia plena de los derechos humanos y la paz con premios y sin ningún castigo? ¿El abolicionismo no nos lleva a la primitiva ley de la selva?
Finalmente, ¿no considera que sería un aporte a todos los argentinos que usted renunciara como una contribución a un país con menos inseguridad, con más protección a las víctimas y con menos hipocresía presuntamente progre?
No se asuste doctor Zaffaroni. Sé que nunca le gustaron los medios de comunicación críticos. Alguna vez hasta los responsabilizó por multiplicar noticias policiales en algo que usted definió como terrorismo mediático. Usó terminología de alto calibre. Habló de “hordas mediáticas y de terrorismo mediático que incita al linchamiento” y sugirió modificar la Constitución Nacional para acotar lo que él denomina “oligopolios audiovisuales de intereses vinculados al capital transnacional”. Está claro que usted es el Victor Hugo Morales del derecho.
Doctor Zaffaroni: tenga un poco de pudor y de respeto. Comparar frívolamente este gobierno con una dictadura y la ausencia de Maldonado con una desaparición como los de aquellos delitos de lesa humanidad hace que usted parezca un ave de rapiña. Un cuervo que come de las desgracias.

Cristina puede ganar – 9 de agosto 2017

Es la pregunta del millón. ¿Qué pasa si Cristina gana este domingo y también en octubre? ¿Es grave? Vamos por partes. No se puede confiar en las encuestas porque todas tienen más dudas que nunca. Hay demasiados indecisos, gente que no tiene mucho entusiasmo por votar y operaciones cruzadas. Pero desde el punto de vista político se pueden hacer varias reflexiones con algunas certezas.
Primero: ¿Cristina puede ganar las PASO? Si, puede ganar. ¿Es seguro? De ninguna manera. ¿Es posible? Sí.
Cristina tiene mayor intención de voto en la Tercera Sección electoral y donde más pobres y marginalidad hay en la provincia de Buenos Aires. Son hermanos argentinos que fueron perjudicados por más de 12 años de gobierno K pero que creen que Cristina es la menos mala. Nos guste o no, es lo que marcan todas las encuestas. En los grandes centros urbanos, en el interior agropecuario y en otras secciones, crece fuerte la marca Cambiemos aunque sus candidatos tienen bajo nivel de conocimiento. Por eso María Eugenia Vidal le está poniendo el cuerpo y el alma a la campaña. ¿Cómo viene Sergio Massa? Todo indica que con mucha astucia conserva su caudal que tiene un piso alto, de alrededor del 20 %. Llama a no votar a Cristina por ladrona ni a Macri por rico e insensible.
¿Cuál es la gran incógnita de esta votación? Hay alrededor de dos millones de personas que votaron a Macri en el 2015 pero que están económicamente peor que en ese momento. Son los votantes “D”. Desencantados y desilusionados. Son bonaerenses de la clase media baja. Cuentapropistas, carpinteros, pintores, plomeros o pequeños comerciantes y profesionales jóvenes. Los golpeó muy fuerte el freno de la actividad y el consumo y los tarifazos. No odian a Macri. Ya lo votaron y por eso difícilmente voten a Cristina. Tienen casi nulo interés por la política y se dividen básicamente en dos grupos. Los que dicen que van a ratificarle la confianza votando a Esteban Bullrich y Graciela Ocaña porque saben que mañana van a estar mucho mejor que ayer aunque ahora no lo vean. Y también están los que dicen que le quieren dar un tirón de orejas, un voto castigo suave a Macri y por eso piensan en votar a Sergio Massa. ¿Cuántos son los de un lado y los del otro? Nadie lo sabe. Son los que van a definir la elección pero como tienen cero politización no se hacen notar en las encuestas, dicen no sabe no contesto y tal vez decidan a último momento, el mismo día domingo.
Esta es la gran incógnita de esta elección primario, abierto, simultáneo y obligatorio. Son dos millones de votos que van a ser el fiel de la balanza. Si la mayoría se inclina por Macri-Vidal-Cambiemos- Bullrich es posible que logren el primer puesto. Si la mayoría opta por Sergio Massa- Stolbizer puede ocurrir que Cristina gane con cierta comodidad y que Massa que está tercero se acerque mucho a Cambiemos. Eso está por verse.
Si Cristina sale segunda se rompe en mil pedazos su virginidad electoral. Ella hasta ahora fue invencible encabezando listas. Eso la va a debilitar y la va a habilitar para pelear el liderazgo dentro del peronismo con gobernadores renovadores como Juan Schiaretti o Juan Manuel Urtubey con el mismísmo Sergio Massa jugando por afuera.
La opción más improbable es que Cristina salga tercera. Pero a las elecciones las carga el diablo. Si eso llegar a ocurrir, a la ex presidenta le nacerán patillas en su rostro y poco a poco se transformará en Carlos Menem. Es decir en alguien que quede al borde de la prisión y que perderá tanto su poder político que en seis meses no habrá más kirchneristas como hoy no hay más menemistas. Pero insisto, no lo descarto, pero este, es el resultado menos probable.
También es cierto que el gobierno apuesta a repetir lo que pasó en el 2015 con la segunda vuelta. Si Cristina gana solamente por un par de puntos porcentuales este domingo, los funcionarios de Macri creen que asustados por su posible regreso, muchos votantes de Massa se volcarán a Bullrich en la elección general de octubre. Eso también está por verse.
Lo grave es si Cristina gana por mucho como vaticinaron Artemio López y Luis D’Elía. Dicen que Cristina supera los 40 puntos y que le saca más de 20 puntos al segundo. Sería una tragedia para República según mi criterio. Pero si eso llegara a ocurrir es posible que sus votos se multipliquen en octubre. Con los que seguramente abandonarán a Randazzo y con algunos votos peronistas que perderá Massa.
Si eso llegar a ocurrir. Si Cristina gana por paliza este domingo, ella se convertirá automáticamente en candidata a presidenta en el 2019 y la jefa indiscutida de todo el peronismo que se encolumnará casi sin excepciones. Es que será la demostración de que no hay nadie más taquillero como candidato entre los que sueñan con volver al poder.
Si Cristina gana por paliza, sus coroneles más extremistas y fanáticos le aconsejan ahora sí, “ir por todo”. ¿Qué significa eso?
Pelear para ser la presidenta del Senado y colocarse en la línea sucesoria. Es decir que ante cualquier problema que tengan Macri y Michetti ella podría asumir la presidencia en forma constitucional antes del 2019. ¿Qué problemas pueden tener? Varios creados por la huida de capitales que están temerosos de esta posibilidad, y varios fomentados por los golpistas que Cristina tiene adentro. Hablo de personajes nefastos como Luis D’Elía y Hebe de Bonafini. El propone ahora mismo el juicio político y la destitución del presidente Macri y ella censurar todas las opiniones que no le gustan a Cristina. En dos palabras: insistir con el sueño trunco de convertir a la Argentina en la Venezuela de Maduro o en la Santa Cruz de Alicia. Tienen pensado generar paros y piquetes todos los días. Bloquear en el Congreso cualquier ley de Macri. No dejarlo gobernar y si pueden, tal como dijo Fernando Iglesias, transformar a Macri en Fernando de la Rúa y obligarlo a huir en el helicóptero por los techos de la casa rosada. Este es el plan A. Y si Macri aguanta los embates, algo que hasta ahora no pudo hacer ningún presidente no peronista desde hace 80 años, tienen un plan B que es ganar las elecciones en el 2019 con Cristina presidenta y aprovechar la fragilidad a la que empujarán durante dos años a Mauricio Macri. Otra vez: ¿es seguro este escenario? No. ¿ Es probable? Sí.
Mientras tanto, los más conspiradores de Cristina utilizan todas las formas de mentiras y violencia. Horacio Verbitsky dice que la lamentable desaparición del artesano Santiago Maldonado es culpa de Macri. Y los ultra violentos grupos mapuches repudiados por el pueblo mapuche, meten bala, piedras y bombas molotov en todos lados y son defendidos por los mismos abogados que defienden a Quebracho y a Milagro Sala. Todos los más violentos y antidemocráticos están unidos detrás de Cristina. Este domingo es mucho lo que se juega. La vida pacífica contra los violentos armados. La libertad o el autoritarismo. La decencia contra la corrupción. El pueblo, como siempre, tiene la última palabra. Y son las urnas las que tienen que hablar. Le doy mi palabra.

Con mucho dolor (versión recargada) – 8 de agosto 2017

De arranque, vamos a citar las fuentes como corresponde. Hay una escalofriante lista de escándalos repugnantes de los 12 años K que mi hijo Diego corrigió y aumentó de un texto anónimo que estaba circulando por las redes sociales. Me parece una bomba que hace estallar nuestra memoria y nuestra indignación y por eso hoy quiero recuperarla en mi columna. Pero al final, hay una sorpresa. Hace un par de días que me están llegando por mail y guasáp una columna viralizada que me pertenece. Me llamó la atención que me manden una columna mía que encima es de hace 5 años. Y que todavía tiene vigencia simbólica frente a la posibilidad de una victoria de Cristina el próximo domingo y en octubre. Es un texto anónimo que dije en radio Continental y que también había tomado de las redes sociales. Increíble. Pero vale la pena escuchar las dos cosas. Este es el texto que recuperó Diego:
Hotesur. Los Sauces. La ruta del dinero K. Contenedores de la Aduana. Skanska. Hinchadas Unidas Argentinas. Sueños Compartidos. Proyecto X. La mafia del juego. El mausoleo de Néstor. Enriquecimiento ilícito. Rudy Ulloa. Barreiro, el jardinero millonario. Milagro Sala. Antonini Wilson. Embajada paralela con Venezuela. Dólar Futuro. Muerte de Nisman. Pacto con Irán. Cepo al dólar. Chatarra ferroviaria. Aguas bonaerenses. Los vuelos de Scioli. Los mails de Jaime. Ciccone. El auto trucho de Boudou. Las casas fantasma en la Costa. Domicilio en un médano. Siniestro ferroviario de Once. La Isla Demarchi. Universidades y telenovelas truchas. Sobreprecio obra pública. La aduana de Echegaray. La patota de Moreno. La intervención del Indec. Las cadenas nacionales. La operación contra Olivera. La operación contra De Nárvaez. La operación contra Luis Juez. El reparto de la pauta oficial. Escraches en Fútbol para Todos. El fraude fiscal de Cristóbal López. Aerolíneas de La Cámpora. D’Elía pidiendo fusilar opositores. La guerra contra el campo. Los manuales escolares K. El Fútbol para Todos. El barco de gas fantasma. El Triple Crimen de General Rodríguez. Plata del narcotráfico para campaña. La “sensación de inseguridad”. Menos pobres que en Alemania. Los ñoquis del Senado. El fraude en Tucumán. Los bolsos de López. La caja de seguridad de Florencia K. La mujer de Máximo y Argentina Sonríe. El espionaje a opositores. Los viáticos oficiales truchos. 6,7,8. Compra de tierra fiscal a precio vil. Los 2 millones de dólares de Néstor K que pusieron de espalda a Víctor Hugo. Las joyas de Cristina. La escala en las Islas Seychelles. El “Vamos por todo”. Plan Qunita. El gasoducto del NEA. El valijero Fariña. La Bóveda de Lázaro. Los fondos de Santa Cruz. La Bolsa de Felisa Micelli. Las mafias del Caballo Suarez. La mafia de los medicamentos. Las pensiones truchas. La violencia contra los Qom. La cooperativa de Mamá Ofelia. La Rosadita. Los concursos de fiscales truchos. La bolilla caliente de Oyarbide. Gils Carbo. El corrupto juez Eduardo Freiler. Milani, jefe del Ejército. La Universidad de las Madres. Vatayon Militante. Los subsidios del Oncca. La cosechadora de Moreno. El bizarro viaje a Angola. Los 7 soterramientos al Sarmiento. Los muertos ocultos de La Plata. El Informe Papel prensa. La mentira de los nietos. Cierre de 5 mil tambos. El cepo al dólar. Amenazas a empresarios. Alquileres del contador de la familia K. Santa Cruz sin clases. La Persecución a Campagnoli. Sillas de ruedas tiradas en el PAMI. El odontólgo de Néstor y los narcos. La estatización de YPF. Las candidaturas testimoniales. En fin, podríamos seguir horas. Fueron más de 12 años del gobierno mas corrupto y autoritario de la historia democrática. Y ahora, casi como una consecuencia de todo esto, resucitamos este texto que leí en otra radio hace 5 años. Ahí va:
Le quiero contar algo personal. Ayer recibí un mail de esos que habitualmente no abro porque le temo a los virus, porque no tengo tiempo de leer cadenas y por varios motivos más. Pero lo abrí porque me lo enviaba alguien al que yo respeto profundamente por su talento y la ética que expresa en todas sus acciones. Hablo de Juan José Campanella que en el asunto decía: “sin ofender a nadie”.
Y después reproducía un texto conmovedor bajo el título: “Con mucho dolor, digo”. Vivimos tiempos de cólera donde se castiga muy fuerte la opinión distinta. Me dio ganas de convertir ese texto que no tiene firma en una columna y le pregunté a Juan si le molestaba que lo leyera al aire y que lo identificara como la persona que me mandó el mail. Me contestó de inmediato lo siguiente: “Querido Alfredo:
No me molesta ninguna de las dos cosas, pero ojo que no lo escribí yo. Sólo lo forwardeé borrando a todos los anteriores. Parece mentira que hoy haya que tomar esas precauciones.
Me pareció un texto excelente que me representa totalmente.
Abrazos!
Juan”.
Aquí va este texto anónimo que anda despertando conciencias por internet:
A todos,
Que nos pasa?
Una sensación de impotencia, de frustración y abatimiento nos noqueó.
En muchas reuniones privadas, en el trabajo, en la calle, en los trenes, se comenta.
Pero siempre en privado.
Ya parece no quedar nada del orgullo de ser argentino. Y no es la economía.
Ni siquiera el caso Ciccone. Ni de los hermanos Schoklender. No se trata de Moreno y su avasallamiento tercermundista.
El problema no es el tren de Once y los 52 hermanos que murieron… lamentablemente.
Ni tampoco el uso de las reservas. No se trata del paro de los maestros, ni de las mentiras del indec.
El problema es otro.
Estamos perdiendo en silencio a nuestra Argentina. La metamorfosis es brutal.
El país que tenemos hoy no es el que imaginamos, y el país de mañana será mucho peor de lo que imaginamos.
No hay respeto.
No hay educación.
No hay diálogo.
La búsqueda de la excelencia se abandonó por completo.
Nos acostumbramos al atropello del poder político, al patoterismo.
Al corto plazo sin una visión de país que nos ilusione. Que nos enamore.
Que queremos?
Volver a sentir orgullo de ser argentinos
Viajar seguros
Ver un desarrollo cultural sostenido
Transitar por las calles sin piquetes
Escuchar a un presidente conectado con el mundo
Decidir qué comprar.
Que libros leer.
Respetar al maestro.
Los delincuentes presos.
Estadistas conduciendo al país.
Economistas manejando la economía.
Calma y paz.
No al odio y la crispación.
Los tres poderes funcionando.
Comprar dólares. O no.
Recibir cosas del mundo y poder enviar cosas al mundo.
Si querés lo mismo, circulá este mail.
En paz…
Argentina … te quiero !!!
Y no quiero perderte.
Le doy mi palabra.