De Vido y la omertá – 22 de mayo 2017

Hay una pregunta que todos los argentinos debemos hacernos. ¿A quién le creemos? ¿A Elisa Carrió que dice que existe una omertá para proteger a Julio de Vido o al acusado que dice que nunca podrán imputarlo ni vincularlo a un soborno?
Usted, ¿A quién le cree? A Elisa Carrió o a Julio de Vido. Yo no tengo dudas. Son el día y la noche. La transparencia y la corrupción.
Carrió fue muy a fondo. Dijo que casi no hay exclusiones en la corporación política y la judicial que protege a De Vido e incluso involucró a gente del actual gobierno de Cambiemos.
De Vido dijo que solo lo protegen el afecto de su familia, amigos y compañeros. Ahí ya empiezan los problemas para Don Julio, el jefe de la banda, el cajero de los Kirchner como lo bautizó Carrió en el 2004, hace 13 años. La familia de De Vido tampoco se salva y también tienen que dar explicaciones. Alessandra Miniccelli, su esposa como parte de una productora de televisión que armó con la mujer de Guillermo Moreno, recibió 4 millones y medio de pesos para producir un panfleto televisado agresivo y cargado de mentiras e injurias sobre Papel Prensa. ¿Quién puso la plata? El ministerio de su marido, Julio de Vido. ¿Cómo la recibió? Mediante la triangulación con universidades como era la típica trampa durante el kirchnerismo.
Hoy justamente declaró en tribunales Cecilia Roth, una de las actrices que participaron de aquella vergüenza televisada. Y certificó que Martha Cascales, la esposa de Moreno estuvo en algunas filmaciones y asesoraba a los actores.
Pero hay más temas familiares: su cuñado, Claudio “El Mono” Miniccelli sigue prófugo de la justicia hace meses. Huyó porque está acusado de ser el lugarteniente de Oldemar Barreiro Laborda en la mafia de los contenedores, una asociación ilícita que estafó a medio mundo en la Aduana.
Omertá, ya sabemos es la ley del silencio. Es el juramento de la mafia que castiga con la muerte al que lo viola.
Por eso le pregunta tiene vigencia: ¿Quiénes protegen y porque a De Vido? ¿Tienen miedo que ensucie a funcionarios o empresarios amigos del actual gobierno? ¿Repartió coimas en Tribunales y por eso las causas avanzan pero se frenan cuando llegan a él o directamente miran para otro lado o le dictan la falta de mérito? Hay mucho por averiguar.
De Vido últimamente está guardado, perfil ultra bajo, habla sólo por tuiter. No se atreve a enfrentar a ningún periodista, ni siquiera a los chupamedias que cobraban tres y cuatro sueldos de la teta del estado, es decir que pagábamos todos los argentinos.
¿Todos los que debemos hacernos algunas preguntas? ¿Usted a quién le cree? ¿A Carrió o a De Vido? ¿Quién lo protege?
Por algo la doctora Elisa Carrió dijo que ella va a ser feliz el día que vea preso a Julio de Vido. Pero lo más increíble es que se está buscando un buque ruso lleno de gas licuado que se pagó una fortuna y nunca llegó a Buenos Aires. No está. Se fue. ¿Se habrá hundido en el Triángulo de las Bermudas o en el pantano de la corrupción del kirchnerismo que en este caso batiría todos los records de truchadas? Hasta ahora nadie se había afanado un barco ruso lleno de gas.
De Vido fue ministro durante los más de doce años que gobernó la dinastía K. Fue el que ordenó los sobreprecios en las obras públicas. Por las manos sucias de Julio De Vido pasaron varios de los casos más groseros. Milagro Sala, Sergio Schoklender y Hebe de Bonafini recibían el efectivo de Don Julio. El ponía el gancho y autorizaba. Tiene que dar explicaciones de las estafas que se hicieron con la embajada paralela de Venezuela y la vinculación de Antonini Wilson con Claudio Uberti que también dependía de De Vido.
Tiene que dar muchas explicaciones sobre el millonario nivel de vida que disfruta pese a que hace casi tres décadas que es funcionario y cobra sueldos como empleado del estado.
Hay muchas sospechas pero la más grande tiene que ver con la chacra que el matrimonio de Vido compró en Zárate para disfrutar de la paz de la naturaleza y que le está trayendo muchos dolores de cabeza. Es que vive como un excéntrico magnate berlusconiano. No se priva de nada. La chacra número 9 de Puerto Panal Farm Club es famosa por sus 39.500 metros cuadrados. Los vecinos de Lima-Zárate se quejaban cuando el ministro bajaba del helicóptero que lo traslada desde la Isla Demarchi y rompía el clima bucólico. Según su declaración jurada, ese paraíso que tiene hasta embarcaderos, en 2007, les costó apenas 162 mil pesos pero reconocen que le hicieron mejoras por más de un millón. Figura a nombre de su esposa, Alessandra Minnicelli y además de contar con lago propio, puentes, glorieta, cancha de fútbol y caballeriza, se ha convertido en un sofisticado zoológico con tecnología de última generación. Un “deja vú”, de la quinta de Olivos cuando la habitaba Carlos Menem. Animales criados desde bebes, como los faisanes, conviven con pavos reales, tucanes, papagayos. Tiene hasta un palomar inteligente que se maneja por computadora, igual que el aire acondicionado que disfrutan cientos de canarios de raza que tienen una edificación en la que podrían vivir cómodamente un par de familias. Ni hablar de los bonsái y los humidificadores inteligentes.
En cualquier olla que se destape aparece don Julio. Skanska, ¿Se acuerda?, Conarpesa en la prehistoria con un crimen extraño incluido. ¿Es casual que el ministro que acusó a los jubilados de cacerolear para ir a Miami haya estado en esa ciudad en la lujosa mansión de Carlos Molinari, el empleador de Fariña, y lavador de dinero de Lázaro que integró la lista “6,7,8” junto a Mario Ishi?
¿Por qué motivo estuvo De Vido en el 2006 en Panamá y fue recibido por el embajador Jorge Arguindegui, abrepuertas del desarrollador de sociedades fantasmas, Fabián Rossi, ex esposo de Iliana Calabró integrante estrella de la agrupación “La Rosadita por la Liberación”.
El caso de la compra de Gas Licuado tiene un costado tragicómico. La empresa española que nos vendió el combustible jamás vendió gas. Parece que nos vendió un buzón porque se dedican a la venta de hornos industriales. Me la dejan picando para decir que a don Julio de Vido está en el horno. O debería estarlo. Será justicia.

El milagro de la ONU – 19 de mayo 2017

El grupo de trabajo de las Naciones Unidas mantuvo su postura de que la detención de Milagro Sala “es arbitraria”. Dos personas de este equipo dieron una conferencia de prensa: Elina Steinerte de Letonia y Setondi Adjovi de Benín. Ellos no dieron mayores precisiones sobre la líder tupaquera pero en su informe preliminar evaluatorio fustigaron en forma genérica el “uso excesivo de la prisión preventiva” y su carácter “selectivo”. Finalmente “alientan a las autoridades a aplicar medidas alternativas a la detención en todos los casos posibles”.
Creo que Elina y Setondi tienen razón en los casos de los sectores más vulnerables de la sociedad, porque siempre el hilo se corta por lo más delgado. Es cierto que los niños, la comunidad homosexual, los indígenas, los pobres y los inmigrantes de países vecinos tienen más probabilidad de ir presas que cualquier otra persona.
Pero con la misma sinceridad le digo que creo que en el caso Milagro Sala se equivocan.
Se equivocan porque utilizan un reclamo humanitario que es válido para los ciudadanos de a pié que se presumen inocentes. Pero Milagro Sala fue y es una dirigente muy poderosa y violenta y está detenida por una decisión de la justicia de Jujuy, en un país y en una provincia donde existe la división de poderes.
Se equivocan por prestar su oreja a los argumentos provocadores y sesgados de Horacio Verbitsky que nos quiere hacer creer que a Milagro Sala la metió presa el gobernador Gerardo Morales por orden de Mauricio Macri. El jefe de inteligencia informal de Cristina que vació de pluralismo al CELS debe pensar que todos los seres humanos actúan como los integrantes del Frente para la Valija. En las épocas de Cristina si había una extorsión y amenaza permanente a los jueces para condicionar sus fallos. En las épocas de Milagro Sala si había un estado paralelo corrupto y mafioso que instaló el terror en la provincia. Por algo a Milagro Sala le decían “la gobernadora”.
Elina y Setondi se equivocan porque Milagro Sala no es una presa política. No está encarcelada por sus ideas ni de prepo. Todo lo contrario. Milagro Sala esta con prisión preventiva con total apego a la ley que dice que debe aplicarse para el caso en que haya peligro de fuga o que la detenida en libertad pueda obstaculizar la investigación de la justicia. Y Milagro Sala ya demostró más de 20 veces que es capaz de apretar, patotear, amenazar y maltratar a todo el mundo. Y por lo tanto el peligro que la verdad corre es que muchos testigos se atemoricen y cambien sus testimonios.
Se equivocan los funcionarios de la ONU si creen que esta decisión es política o arbitraria. Cuatro instancias judiciales confirmaron que la prisión preventiva es correcta y es lo que corresponde. El juez, la Cámara de Apelaciones, el tribunal de Casación y el Superior Tribunal de Justicia. ¿Escucharon los del Grupo de Trabajo? Repito: Cuatro instancias legales certifican lo que le estoy diciendo. Y no se trata de jueces nuevos colocados por el flamante gobernador Gerardo Morales. Todos son jueces designados durante gobiernos peronistas y hay algunos que hace 30 años que ejercen la magistratura. No son militantes ni dictadores lo que tienen encarcelada a Milagro Sala. Son jueces de la Constitución.
Se equivoca la gente de la ONU si creen en los argumentos mentirosos de Cristina que muy suelta de cuerpo dice que volvieron los presos políticos a la Argentina. Cristina lo hace en defensa propia porque sabe que el lugar donde está Milagro puede ser también su destino. Milagro Sala no es una líder de la lucha por los pobres. Ella tomó de rehenes a los pobres, los maltrató y sobre todo a las mujeres, a las que en con brutal violencia de género las castigó a cachetazo limpio. Ella es la jefa de una asociación ilícita mafiosa que robó los dineros públicos y extorsionó a los más necesitados porque los obligó a afiliarse a la Tupac Amaru para aspirar a una casa, un trabajo, un plan o un banco de escuela para sus hijos.
Se equivocan Elina y Setondi si creen que Milagro es una luchadora social admirable. Es la comandante de un grupo de choque con ropa y costumbres castrenses y militaristas que anduvo metiendo miedo a Dios y a María Santísima.
Milagro Sala, amigos de la ONU, está siendo juzgada con todas las garantías, con respeto a sus derechos humanos y con el debido proceso. Tiene muchas causas porque cometió muchos delitos.
Algunos expedientes ya tienen 12 cuerpos.
Las filmaciones muestran a los tupaqueros mientras se llevan bolsos de dinero de los bancos. Esa plata se evaporó en el aire igual que las 2.300 viviendas que no están y que fueron pagadas en su totalidad, incluso con actualización de precios.
Las casas no están. El dinero no está. Milagro Sala además fue procesada este año en dos ocasiones por el juez Pablo Pullén Llermanos. Una vez por el encubrimiento agravado de la tentativa de homicidio una nena de 11 años que fue herida en un tiroteo. Y la otra por lesiones agravadas a Cristian Arias, el cuñado de un dirigente sindical histórico y marxista, no fachista, que se llama Carlos “El Perro” Santillán. Hay que decir que este gremialista honrado, también denunció que fue amenazado de muerte y corrido de su sindicato por patotas armadas de Milagro Sala. ¿Escucharon amigos de la ONU? No la denuncia un oligarca jujeño a Milagro. Es un dirigente clasista y combativo.
Hay muchas denuncias de humillación y amenazas a la gente de su movimiento que no se arrodillaba ante sus órdenes. Y ahora, en estos momentos, todos los días hay amenazas a jueces, fiscales, testigos, periodistas e intentos extraños de provocar motines en las cárceles y caos en las calles. Hubo incluso una denuncia falsa por parte de Milagro. Dijo que había sido torturada. Algo que no pudo comprobarse ni es cierto. Todo lo contrario, ella tiene privilegios que no tienen las demás presas.
Si esto es así con Milagro Sala presa, ¿Se imagina lo que sería de las investigaciones con ella en libertad? Todo volvería al miedo y al silencio como los años en los que Milagro fue dueña y señora de la provincia de Jujuy. Corre riesgo la vida de mucha gente si dejan libre a Milagro.
El juez Pullén Llermanos dice que está combatiendo al crimen organizado y que todos pueden ser objeto de un atentado. Porque la tropa de Milagro anda con armas y dicen que no dudan en usarlas si es necesario.
Milagro Sala hizo uso y abuso de los bolsones de comida que le enviaba Alicia Kirchner: se quedaba con 40 mil para vender.
Fue la reina de los manejos clientelares feroces, casi de reducción a la servidumbre y con una discrecionalidad absoluta y por eso perdió por goleada la elección. En las internas, Milagro Sala sacó menos votos que la cantidad de afiliados a la Tupac. El voto secreto desnudó que muchos no la quieren y que se afiliaron porque no tenían alternativa.
Fue discriminadora con los homosexuales cuando dijo, “Callate puto, te haces custodiar por la policía, marica”. El Inadi K no dijo una palabra. Amiga de los Luis D’Elía y los integrantes de La Cámpora y Quebracho.
¿Se acuerda cuando apretaron a Jorge Lanata y su equipo y le robaron una cámara de televisión que nunca le devolvieron?
Milagro se movilizaba en caravana de autos cero Kilómetros y es parte de una barra brava de Gimnasia y Esgrima de Jujuy. Muchos viajes a Bolivia hacen que haya sospechas de algún tipo de vinculación con los narcos de ese país. Tiene un crecimiento patrimonial inexplicable. Hasta una casa de tres millones de pesos en el Dique La Ciénaga.
Milagro fue amenazante con su organización vertical y castrense. “Les voy a poner una bomba en la comisaría y los voy a hacer volar a la mierda”, amenazó a dos policías y esa es una de las causas abiertas que tiene en la justicia.
No se equivoquen funcionarios de la ONU. Milagro no es una presa política. Milagro es una presa de la ley de las instituciones democráticas. Milagro Sala tiene un discurso de izquierda pero es maltratadora de los pobres como algunos terratenientes de la alta sociedad. No tiene compañeros de militancia, tiene rehenes. Es un milagro que digan que su detención es arbitraria.

Los impresentables de Cristina – 18 de mayo 2017

La grieta ahora se instaló puertas adentro del peronismo. Esa fractura social expuesta que los Kirchner le produjeron a la sociedad, ahora la tienen en su propia casa. Hay un sector mayoritario del Partido Justicialista, sobre todo los que tienen poder y votos porque gobiernan municipios y provincias, que no quiere compartir espacio con lo que me gusta denominar como “Los impresentables de Cristina”. Tienen nombre de murga. Los Impresentables de Cristina. Y son una murga, pero no de artistas de variedades, payasos y saltimbanquis que alegran la vida, sino una murga de delincuentes que amargan la vida. Hay un denominador común: tienen un amplio rechazo de la sociedad que los coloca en los primeros puestos de la tabla de posiciones de imagen negativa. Además, todos se esconden debajo de la pollera de Cristina para seguir mojando del pancito del poder.
Los más notorios son Amado Boudou y Luis D’Elía. Fueron los primeros patos de la boda que los intendentes bonaerenses no quieren tener cerca y mucho menos compartir una lista de diputados con ellos. Dicen que son piantavotos, salvavidas de plomo, que no aportan nada, solo problemas y se convierten en el centro de los ataques del resto de la ciudadanía. Pero Amado que ya no es tan amado y el patotero Luisito no son los únicos de esta formación carnavalesca y careta. Son los abanderados, los que con su actuación pública se han convertido en todo lo que la inmensa mayoría de los argentinos rechaza. Pero hay que sumar a Aníbal Fernández, Martín Sabbatella y Fernando Esteche, entre otros “impresentables”.
Todos han sido avalados por Cristina. Sin ella no serían nada. Y con ella son la síntesis de lo que no debería ser un político.
Amado Boudou es un malandra de estado, un vivillo que no dejó delito por cometer a lo largo de toda su vida. Desde piratearle la mitad de un auto a su ex esposa hasta falsificar sus documentos y dar como domicilio a un médano. Siempre la trampa, siempre por izquierda, nunca por el camino ético ni respetando la ley. Ahora va camino al juicio oral por el intento de robarse la fábrica de billetes. Es muy conocido el caso Ciccone. Con su banda, la Mancha de Amado que integran Vandenbruele y Nuñez Carmona, armaron una asociación ilícita para apoderarse de la empresa luego de haberla sometido a un hostigamiento feroz desde el estado para quebrarla. Aquí hay un agravante que los kirchneristas no le perdonan. Ese era un botín de guerra de Kirchner. Néstor fue el autor intelectual del proyecto y le encargó a Amado que lo ejecutara. Lo que pasó es que, una vez que Néstor murió, Amado Boudou dijo “papita pa’l loro” y se apropió de lo que Néstor se quería apropiar ilegalmente. Ni hablar del robo que junto al gobernador Gildo Insfran le hicieron al pueblo pobre de Formosa. Una coima de casi 8 millones de pesos para refinanciar la deuda de la provincia. La consultora que actuó también fue la Mancha de Amado que entregó la factura número 3 de una empresa sin oficinas ni empleados. La factura número 1 y 2 habían sido anuladas por haber sido mal confeccionadas. Que curioso. Cobraron la coima en el banco en efectivo y en dólares y le devolvieron dos millones a un funcionario de Insfrán. Todos robaron a los formoseños. Amado fue elegido siempre por Cristina. Por eso llegó a vice incluso con la oposición de Néstor. Fue un liberal de Alsogaray y hoy se siente un revolucionario del chavismo K. Es el jefe de “Los impresentables de Cristina”.
Su lugarteniente es Luis D’Elia. Tienen un altísimo desprestigio bien ganado. Un rechazo social inmenso. Tomó una comisaría en el barrio de La Boca. Agarró a trompadas a un manifestante del campo. Llamó a fusilar disidentes. Llegó un momento en que toda su familia, su esposa y sus hijos cobraban sueldos del estado. Es el vocero informal de Irán en la Argentina y es consecuente con su antisemitismo. No pudo explicar algunos negocios con combustibles y camiones que regentean amigos suyos. Enojado ayer le dijo a los intendentes que no lo pueden ni ver: “Que se vayan con Randazzo: no necesitamos a estos forros para ganar las elecciones”. Claro que D’Elía confía, ruega, mejor dicho, para que se presente su jefa Cristina como candidata, porque solo no puede ganar las elecciones ni del centro vecinal de su barrio.
Ariel Sujarchuk que es el intendente de Escobar dijo que “Boudou y D’Elía son el límite”. Y Sujarchuk no es un derechista amigo de Macri. Es un fiel verticalista de Cristina. El contragolpe de D’Elía fue escatológico y grosero como siempre pero contra Martín Insaurralde: “No sos peronista ni kirchnerista. Sos un hijo de puta al servicio de los peores intereses. La querés vetar a Cristina y no te animas. Fuiste a la embajada de los Estados Unidos a pedir instrucciones.”
Máximo Kirchner quiso hacer una reunión amplia, mostrando la unidad partidaria en la provincia de Buenos Aires y no consiguió que se sumaran un grupo grande de intendentes. Amado Boudou se fue enojado por exigencia de estos dirigentes que aún asi, no fueron a la convocatoria del comandante de La Cámpora, el príncipe Máximo.
Por eso le digo que la grieta se instaló adentro del peronismo. Hasta ahora nadie se animaba a cuestionar a estos muchachos bancados por Cristina. Pero hoy la necesidad tiene cara de hereje. Para mantener sus intendencias y ganar las elecciones de octubre, muchos han comprendido que el último mensaje de las urnas fue basta de violentos autoritarios y de corruptos.
El caso más claro es el de la fórmula que llevó al peronismo a una de sus peores derrotas de la historia: Aníbal Fernández y Martin Sabbatella. Ellos fueron bendecidos por Cristina y por eso los tres fueron los mariscales de la derrota. Fueron derrotados por María Eugenia Vidal pero también perdieron en sus propios distritos: Aníbal en Quilmes y Sabbatella en Morón. Era tan pobre su nivel de representación que hasta en el lugar en donde nacieron y fueron intendentes los repudiaron en las urnas. Son datos. Nadie los quiere cerca. También son considerados piantavotos por intendentes que ganaron con comodidad sus comicios. Quieren renovar las caras, limpiar la imagen, sacarse de encima a los más repudiados por los ciudadanos de a pié.
Aníbal se incineró en el altar de Cristina defendiendo lo indefendible. Diciendo que la inseguridad era una sensación, que en Alemania había más pobres que en Argentina y una sarta de estupideces más. Pero además tiene cosas muy graves que explicar ante la justicia. Su relación con el triple crimen de la efedrina, la estafa a los más humildes que fue el plan Qunitas, y un nivel de vida que no se corresponde con sus ingresos, entre otras causas. Hasta el Papa Francisco se movió para que Aníbal no fuera consagrado gobernador de Buenos Aires. La gente de la Iglesia siempre lo vinculó al narcotráfico.
De Fernando Esteche está todo dicho. Acaba de dejar la conducción de Quebracho para abrazar definitivamente al cristinismo. Es uno de los encapuchados con palos y molotov que más violencia generó en los últimos diez años. Ya estuvo preso por eso. Tuvo que pedir disculpas cuando en un sincericidio brutal llamó a derrocar al gobierno de Macri en una clara actitud golpista y autoritaria. Es otro de los delegados de Irán en la Argentina. Es el más peligroso de Los Impresentables de Cristina.